Estados Unidos

PERDICIÓN, EN EL CINE CLUB CHAPLIN

perdicionTermina el trimestre en el Cine Club Chaplin de Cuenca y como viene siendo habitual esta última cita se dedica a un título clásico, Perdición (Double indemnity) filmado por el gran Billy Wilder en 1944, con Barbara Stanwyck, Fred McMurray y Edward G. Robinson.

Aunque Wilder es mundialmente conocido por su extraordinaria facilidad para desarrollar la comedia, género en el que ha dejado títulos memorables, también realizó incursiones en otros, incluido el cine negro o policíaco, como es este caso. Un agente de seguros y una mujer planean matar al marido de esta última para cobrar la cuantiosa póliza; las cosas parecen ir muy bien hasta que interviene el investigador de la agencia de seguros a quien no es fácil convencer de cómo sucedieron los hechos.

La intriga, la argumentación dialogada, las reacciones personales a medida que avanza la trama, convierten a Perdición en un ejemplo de extraordinaria solidez en el repertorio del cine policíaco.

La película, que tiene una duración de 107 minutos, podrá verse en versión original subtitulada, el miércoles, 25 de marzo, a las 17, 19,30 y 22 horas, en la Sala Cinco de Multicines Odeón Cuenca.

A 20 PASOS DE LA FAMA, EN EL CINE-CLUB CHAPLIN

20pasosNo hay en Cuenca muchas ocasiones de asistir a la proyección de un documental, género totalmente proscrito en las salas comerciales y que solo de manera esporádica encuentra acomodo entre las sesiones del Cine Club Chaplin. En esa situación nos encontramos esta semana, en que nos llega una película que, a su pertenencia al grupo citado añade el de ser un auténtico concierto musical, con actuaciones de Bruce Springsteen, Sting, Mick Jagger, Stevie Wonder y un larguísimo etcétera, aunque ellos no son los protagonistas, sino las personas, generalmente mujeres, que los acompañan en sus actuaciones.

Porque Morgan Neville, escritor, productor y director de cine, con larga experiencia en el terreno del documental, se planteó conocer y seguir a esos figurantes anónimos que forman parte de los coros en los grandes conciertos. Nadie conoce sus nombres, no figuran en los carteles anunciadores, pero su presencia es fundamental para garantizar la brillantez del espectáculo y la calidad del concierto. A 20 pasos de la fama ganó este año el oscar al mejor documental y con ese aval llega este miércoles, día 3 de diciembre, con una duración de 91 minutos, a la Sala Cinco de Multicines Odeón a las 17, 19,30 y 22 horas, en versión original subtitulada en español.

Previamente a la película se proyectará el cortometraje Shoot for the Moon, dirigido por Casandra Macías Gago y producido por la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid.

UNA NOCHE, ESTE JUEVES EN EL CINE-CLUB CHAPLIN

Lucy-Mulloy_web2La habitual sesión de los miércoles en el Cine Club Chaplin se traslada esta semana al jueves, día 30, para facilitar la celebración de la Fiesta del Cine en los Multicines Odeón.
La sesión, que hace el número 1465 en la historia del Cine Club, estará dedicada a la película Una noche, producción estadounidense y cubana dirigida por Lucy Mulloy, en torno a ese drama de larga duración que es la continua huida de cubanos que abandonan (o intentan hacerlo) la isla para encontrar refugio y nuevas posibilidades en las cercanas costas de Florida. Como sucede siempre en cualquier experiencia emigratoria, sea de africanos a Europa o como la que se escenifica en la película, tras ella hay docenas de historias personales, cada una con su propia dimensión y circunstancias. Lucy Mulloy, que ya había rodado varios cortometrajes, pasó varios meses en Cuba documentándose para realizar su primera película en la que cuenta con actores no profesionales. Una noche tiene una duración de 90 minutos y se proyectará en la Sala Cinco de Multicines Odeón a las 17, 19,30 y 22 horas del jueves, día 30. Previamente a la película se proyectará el cortometraje La cicatriz, dirigido por José Manuel Cáceres y producido por la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid.

20 de noviembre 2013. TO THE WONDER

Título original: To the Wonder. Nacionalidad: Estados Unidos. Director: Terrence Malick (2012). Productores: Sarah Green
y Nicolas Gonda. Guion: Terrence Malick. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Diseño de producción: Jack Fisk. Música: Hanan Townshend. Montaje: A.J. Edwards, Keith Fraase, Shane Hazen, Christopher Roldan y Mark Yoshikawa. Actores: Ben Affl eck (Neil), Olga Kurylenko (Marina), Rachel McAdams (Jane), Javier Bardem (padre Quintana), Charles Baker

Duración: 113 minutos

Versión original con subtítulos en español

Neil, un aspirante a escritor, se debate entre dos mujeres, Marina, una joven madre europea que se traslada a Estados Unidos y Jane, una vieja amiga con la que inicia una relación; el triángulo le desconcierta, pero el cura Quintana está dispuesto a ayudarle.

Hijo de un ejecutivo fi nanciero, Terrence Malik (Ottawa, Illinois, 1942) arrastra una pesada carga personal: sus dos hermanos murieron en trágicas circunstancias, uno en accidente de coche y el otro en un suicidio en España. Estudió Filosofía en Harvard y Oxford, trabajó en las revistas Life y Newsweek y en el diario The New Yorker (y también tuvo una experiencia como trabajador agrícola); tras rodar un cortometraje, ingresó en el American Film Institute. Su trabajo en el cine se inició en el departamento de guiones, participando en la escritura de Drive, He Said y Harry el sucio. En 1974 dirigió su primer largometraje, Malas tierras,
al que ha seguido una fi lmografía muy espaciada y siempre impactante en el espectador: Días del cielo (1978), El nuevo mundo (2006), El árbol de la vida (2011). Auténtico esteta de la imagen, a la que trata con mimo y sumo cuidado, las obras de Malick nunca dejan indiferente aunque en ocasiones puedan irritar o, cuando menos, sorprender.
Tanto su vida personal como su actividad artística están marcadas por una aureola de hombre misterioso y excéntrico. Los actores que han intervenido en el rodaje de esta película explican su desconcierto ante la forma de trabajar de Malick: les mostró obras clásicas de todo tipo de artes, como el cine, la música, la pintura o la literatura para meterles en la mente de sus personajes. Javier Bardem, por ejemplo, tuvo que entrevistarse con curas y presos para compartir con ellos las complejas historias de sus vidas. Como en la mayoría de los filmes de Malick, el lugar en que se desarrolla la acción alcanza también protagonismo propio. En este caso, eligió una pequeña localidad de Oklahoma, Bartlesville, donde se sintieron encantados recibiendo a todo el equipo y compartiendo con ellos el tiempo de rodaje.

16 de octubre AMOR Y LETRAS

cartelSesión número 1429

Título original: Liberal arts. Nacionalidad: Estados Unidos. Director: Josh Radnor (2012).

Producción: Brice Dal Farra, Claude Dal Farra, Lauren Munsch, Josh Radnor y Jesse Hara. Guion: Josh Radnor. Fotografía: Seamus Tierney. Diseño de producción: Jade Healy. Música: Ben Toth. Montaje: Michael R. Miller. Actores: Josh Radnos (Jesse Fisher), Elizabeth Olsen (Zibby), Richard Jenkins (profesor Peter Hoberg), Allison Janney (Judith), Elizabeth Reaser (Ana), John Magaro (Dean), Zac Efron (Nat). Duración: 97 minutos Versión original con subtítulos en español

Desencantado con su trabajo y con un futuro incierto, Jesse Fisher regresa a su antigua universidad para la cena de jubilación de su profesor favorito. Un encuentro fortuito con Zibby, una precoz estudiante de 19 años, despierta en Jesse sentimientos que creía olvidados.

Aunque el nombre de Josh Radnor carece aún de la popularidad que tienen otros actores americanos, algunos espectadores quizá lo identifiquen por su participación en la popular serie televisiva Cómo conocí a vuestra madre, en la que interpreta uno de los roles principales, mientras que como director debutó hace un par de años con un título que recibió las bendiciones del festival de Sundance, donde ganó algún premio, HappyThankYouMorePlease. Tras aquella experiencia, Josh Radnor lo ha vuelto a intentar y su Amor y letras volvió a estar entre los títulos de Sundance 2012, aunque en esta ocasión sin premios, pero ayuda a definir la personalidad de este joven creador, nada rupturista con las formas pero sí renovador en cuanto a la ideología que transmite y que lo vincula directamente con las características del cine independiente americano, sin necesidad de ofrecer historias retorcidas ni personajes angustiados. En efecto, nos encontramos ante un planteamiento de comedia romántica de ingredientes clásicos en torno a una pareja que funciona muy bien gracias a la química natural que hay entre ellos. Pero lo que diferencia la película de otras muchas similares es el huir de la banalidad, por no decir estupidez, que forma parte del común de películas juveniles americanas, donde el mal gusto y las escenas ridículas se encuentran a la orden del día. Aquí, por el contrario, hay sensibilidad, un buen guión, correctos diálogos y situaciones dotadas de originalidad en el planteamiento, derivando hacia el esperado final razonable. Josh Radnor (Columbus, Ohio, 1974) estudió en un instituto de su ciudad y se graduó en Artes escénica en el Kenyon Collegue. Consiguió el MFA en la Tisch School of Arts de la Universidad de Nueva York y debutó en Broadway en la versión teatral de El graduado. Desde entonces, su carrera se ha orientado a través de los diversos medios, incluyendo la televisión, en la que protagonizó en 2005 su gran papel, el de Ted Mosby en How I met your Mother.

 

29 de mayo: BESTIAS DEL SUR SALVAJE

bestias_surTítulo original: Beasts of the souther wild. Director: Benh Zeitlin (2012). Nacionalidad: Estados Unidos. Productores: Michael Gottwald, Dan Janvey y Josh Penn. Argumento: la obra “Juicy and delicious”, de Lucy Alibar. Guion: Lucy Alibar y Benh Zeitlin. Fotografía: Ben Richardson. Diseño de producción: Alex DiGerlando. Música: Dan Romer y Benh Zeitlin. Montaje: Crockett Doob y Affonso Gonçalves

Actores: (Hushpuppy), (Wink), Levy Easterly (Jean), Lowell Landes (Walrus), Pamela Harper (Little Jo), Gina Montana (Miss Bathsheba), Amber Henry (LZA), Jonshel Alexander (Joy), Joseph Brown (Winston)

Duración: 92 minutos

Versión original, con subtítulos en español

Festival de Sundance (2012): mejor película y mejor fotografía. Critics Choce Awards (2012): mejor intérprete joven (Wallis). Festival de Cannes (2012): Cámara de oro y premio de la FIPRESCI en la sección Un certain regard. Premios Gothan (2012): mejor nuevo director. Independent Spirit Awards (2012): mejor fotografía. National Board of Review (2012): mejor actriz revelación (Wallis). Asociación de Críticos de Los Ángeles: mejor actor secundario y mejor banda sonora original. Festival de Deauville (2012): gran premio del jurado.  

En una olvidada y orgullosa comunidad, instalada en una zona pantanosa formada por los meandros del río Mississippi, apartada del mundo por un inmenso dique, la pequeña Hushpuppy, de seis años, está a punto de quedarse huérfana. Hace tiempo que su madre se fue, y su adorado y alocado padre siempre está de juerga. Hushpuppy debe arreglárselas como puede en medio de la nada, rodeada de animales semisalvajes.  

Benjamin Harold Zeitlin, conocido como Benh Zeitlin (Nueva York, 1982) es compositor, animados y, desde el año pasado, director de cine, cuyo debut, con esta película, ha signifi cado uno de los grandes hitos de la cinematografía mundial, desfi lando con enorme éxito por numerosos festivales y llegando a la mismísima fi nal de los oscar. Nacido en Manhattan y criado en Queens, es un típico personaje ligado a la ciudad de los rascacielos. Hijo de los folkloristas Mary Amanda Dargan y Steven Joel, se graduó en la universidad de Weslevan, en Middletown, Connecticut y desde muy joven (todavía lo es: apenas si tiene 30 años) decidió dedicarse al mundo del espectáculo y singularmente al cine. Fue cofundador en 2004 de una asociación de cineastas independientes bautizada como “Court 13”, del nombre de una abandonada pista de squash que encontraron en la universidad y que ellos utilizaban como plató de fi lmaciones. En 2008 rodó su primer cortometraje, Glory at Sea y cuatro años más tarde emprendió el rodaje de su primer largometraje que desde su inicial presentación en el festival de Sundance mereció los máximos galardones y reconocimientos. Basada en la obra dramática en un solo acto de Lucy Alibar Juicy and Delicious, la película realiza una sensible y emocionada inmersión en un mundo absolutamente desconocido, una comunidad bayou que vive aislada en una isla rodeada por agua creciente que amenaza la supervivencia del espacio natural y de sus habitantes. La isla imaginaria de la película, “Isle de Charles Doucet” conocida por sus residentes como el “Bathtub”, fue inspirada por algunas comunidades de pesca independientes amenazadas por la erosión, huracanes, y la subida de los niveles de agua en algunos lugares de Luisiana, en particular la Isle de Jean Charles. La película fue filmada en el pueblo de la parroquia de Terrebonne Montegut, situada también en ese estado del sur de los Estados Unidos. Lo que ha sorprendido a todo el mundo, incluidos de manera simultánea crítica y público, es la potente y visceral propuesta indie que se ha colado en la lista de las mejores películas del año, gracias a una puesta en escena impagable y un discurso que apela a la fuerza del espíritu humano para hacer frente a cualquier situación, en un canto desgarrado hacia los valores de la naturaleza. Zeitlin diseña un auténtico microcosmos humano y social, en el que conviven ideas del máximo candor con la sombra apocalíptica de un destino que parece imposible de parar o alterar, y en el que la niña protagonista queda inmersa como una auténtica líder en potencia, dispuesta a poner en juego valor y coraje para, desde su inconsciencia juvenil, afrontar la dureza de una situación ante la que los demás parecen haberse entregado. Es, endefi nitiva, y en esencia, un canto a la vida y al valor de la inteligencia humana.

BESTIAS DEL SUR SALVAJE (2 de mayo 2013 Sesión número 1420)

 

untitled

Título original: Beasts of the souther wild. Director: Benh Zeitlin (2012). Nacionalidad: Estados Unidos. Productores: Michael Gottwald, Dan Janvey y Josh Penn.  Argumento: la obra “Juicy and delicious”, de Lucy Alibar. Guion: Lucy Alibar y Benh Zeitlin. Fotografía: Ben Richardson. Diseño de producción: Alex DiGerlando. Música: Dan Romer y Benh Zeitlin. Montaje: Crockett Doob y Affonso Gonçalves Actores: (Hushpuppy), (Wink), Levy Easterly (Jean), Lowell Landes (Walrus), Pamela Harper (Little Jo), Gina Montana (Miss Bathsheba), Amber Henry (LZA), Jonshel Alexander (Joy), Joseph Brown (Winston)

Duración: 92 minutos. Versión original, con subtítulos en español

Festival de Sundance (2012): mejor película y mejor fotografía. Critics Choce Awards (2012): mejor intérprete joven (Wallis). Festival de Cannes (2012): Cámara de oro y premio de la FIPRESCI en la sección Un certain regard. Premios Gothan (2012): mejor nuevo director. Independent Spirit Awards (2012): mejor fotografía. National Board of Review (2012): mejor actriz revelación (Wallis). Asociación de Críticos de Los Ángeles: mejor actor secundario y mejor banda sonora original. Festival de Deauville (2012): gran premio del jurado.

En una olvidada y orgullosa comunidad, instalada en una zona pantanosa formada por los meandros del río Mississippi, apartada del mundo por un inmenso dique, la pequeña Hushpuppy, de seis años, está a punto de quedarse huérfana. Hace tiempo que su madre se fue, y su adorado y alocado padre siempre está de juerga. Hushpuppy debe arreglárselas como puede en medio de la nada, rodeada de animales semisalvajes.   

Benjamin Harold Zeitlin, conocido como Benh Zeitlin (Nueva York, 1982) es compositor, animados y, desde el año pasado, director de cine, cuyo debut, con esta película, ha signifi cado uno de los grandes hitos de la cinematografía mundial, desfi lando con enorme éxito por numerosos festivales y llegando a la mismísima fi nal de los oscar. Nacido en Manhattan y criado en Queens, es un típico personaje ligado a la ciudad de los rascacielos. Hijo de los folkloristas Mary Amanda Dargan y Steven Joel, se graduó en la universidad de Weslevan, en Middletown, Connecticut y desde muy joven (todavía lo es: apenas si tiene 30 años) decidió dedicarse al mundo del espectáculo y singularmente al cine. Fue cofundador en 2004 de una asociación de cineastas independientes bautizada como “Court 13”, del nombre de una abandonada pista de squash que encontraron en la universidad y que ellos utilizaban como plató de fi lmaciones. En 2008 rodó su primer cortometraje, Glory at Sea y cuatro años más tarde emprendió el rodaje de su primer largometraje que desde su inicial presentación en el festival de Sundance mereció los máximos galardones y reconocimientos. Basada en la obra dramática en un solo acto de Lucy Alibar Juicy and Delicious, la película realiza una sensible y emocionada inmersión en un mundo absolutamente desconocido, una comunidad bayou que vive aislada en una isla rodeada por agua creciente que amenaza la supervivencia del espacio natural y de sus habitantes. La isla imaginaria de la película, “Isle de Charles Doucet” conocida por sus residentes como el “Bathtub”, fue inspirada por algunas comunidades de pesca independientes amenazadas por la erosión, huracanes, y la subida de los niveles de agua en algunos lugares de Luisiana, en particular la Isle de Jean Charles. La película fue fi lmada en el pueblo de la parroquia de Terrebonne Montegut, situada también en ese estado del sur de los Estados Unidos. Lo que ha sorprendido a todo el mundo, incluidos de manera simultánea crítica y público, es la potente y visceral propuesta indie que se ha colado en la lista de las mejores películas del año, gracias a una puesta en escena impagable y un discurso que apela a la fuerza del espíritu humano para hacer frente a cualquier situación, en un canto desgarrado hacia los valores de la naturaleza. Zeitlin diseña un auténtico microcosmos humano y social, en el que conviven ideas del máximo candor con la sombra apocalíptica de un destino que parece imposible de parar o alterar, y en el que la niña protagonista queda inmersa como una auténtica líder en potencia, dispuesta a poner en juego valor y coraje para, desde su inconsciencia juvenil, afrontar la dureza de una situación ante la que los demás parecen haberse entregado. Es, en defi nitiva, y en esencia, un canto a la vida y al valor de la inteligencia humana.